16.6.06

Sabina es grande







Grandiosa noche nos ofreció el genio. Con un comienzo titubeante, parecía que su voz no respondía, pero fue de menos a más. Enorme espectáculo. Cesped a rebosar, gradas abarrotadas. La multitud se arremolinaba frente al escenario. (broma privada). Canciones clásicas y algo del nuevo disco, con sus viejas formas de hacer, y la misma fuerza. Gracias, Sabina.

Echamos de menos a viejos compañeros de juergas sabiníticas (vosotros lo sabeís), pero el trabajo fuera de Valencia, la pérdida de ilusión y otros motivos inconfesables no hicieron posible un quorum completo como el de aquellos pasados conciertos. Hubo un minuto de silencio por vosotros.

Nos hacemos mayores; en los conciertos de hace años, la juerga continuaba durante horas, incluso alguno habría que se lo hubiera encontrado en el barrio del Carmen, pero anoche retirada y fonda, a pesar de las palabras del propio Joaquín:


Nos quedamos un ratito y ya cuando venga el Papa que nos eche a ostias. Me crispo con esos obispos.




1 comentario:

VICEMI dijo...

Gracias por el minuto de silencio. Seguro que vosotros habeis rejuvenecido unos añitos. Los videos me han recordado esos tiempos cuando nosotros eramos animales mitológicos, cuando gozábamos de minimas treguas en el bar, Cuando eramos más jovenes y pisábamos a fondo el acelerador, cuando nos daban las 10 y la una, y nos despojabamos de nuestros trajes grises......gracias por recordar esos momentos